¿Cómo invertir en el negocio de bienes raíces?

Cuando hablamos del negocio de bienes raíces nos referimos a todas aquellas propiedades que están relacionadas con el terreno, es decir, las inversiones dedicadas a la compra-venta de inmuebles, edificios, casas y terrenos. Estos negocios se pueden clasificar según su uso de la siguiente manera: Industrial, residencial y comercial, todo dependerá del objetivo de tu inversión.

En la mayoría de los países del mundo, este tipo de inversiones es una de las más estables y, además, representa una excelente opción de ahorro, sobre todo si decides tener un negocio de bienes raíces en Ecuador. De acuerdo con un reporte publicado por la Asociación de promotores Inmobiliarios de Vivienda del Ecuador, el mercado inmobiliario durante el 2018 tuvo un incremento de 21 % con respecto al año anterior y se mantiene la tendencia anual al alza.

Las cifras positivas de crecimiento sostenido son un buen indicador de inversiones exitosas. Así que en este post te daremos unos consejos para que analices y, si es el caso, puedas aprovechar este momento.

Claves para un negocio de bienes raíces:

1. Ahorra con un propósito definido.
2. Invierte en aprender información sobre este mercado.
3. Aplica la asociación: Reúnete con una o varias personas para este fin.
4. Usa el apalancamiento.
5. Invierte usando dinero externo: Solicita un préstamo.
6. Solicita ayuda de amigos y familiares: Pide información sobre áreas geográficas, oportunidades de inversión (propiedades en remates legales), regulaciones o aspectos especiales del mercado.
7. Consigue entre tus conocidos quienes quieran sumarse.
8. Utiliza información de expertos: Busca un tutor. Según el tipo de negocio de bienes raíces que quieras hacer, selecciona un autor a quien seguir. Por ejemplo, un inversor exitoso, un portal que publique información relevante, un vendedor célebre, un corredor de bolsa, una página para invertir online, entre otros.

¿Cuál es la meta de inversión?

Antes de iniciar cualquier negocio es fundamental tener claro el objetivo de la inversión tomando en cuenta los ciclos del mercado y, en consecuencia, cuándo y cómo invertir. Pregúntate: ¿Compro para tener una ganancia? ¿compro para alquilar y obtener una plusvalía? No olvides que regla de oro en el negocio de bienes raíces es que el beneficio está en cómo compras una propiedad. Así que presta especial atención a las condiciones de compra, pago y demanda.

Muchos expertos también recomiendan trabajar en diversificar la inversión a través de fideicomisos de bienes raíces, que ofrecen la participación directa en propiedades o en proyectos inmobiliarios en la bolsa de valores. Igualmente, puedes pensar en la compra de inmuebles, alquilarlos o en las estrategias de crowdsourcing o crowdfunding como opciones.